Se perdieron muchos, pero la que entró fue un golazo

A pesar de que al final el Halcón se lamentó no haber podido marcar más goles, hay que resaltar la calidad del tanto que al final fue el único del partido. Gran habilitación de Rivero que ¡desde la mitad de la cancha! dejó solo a Sánchez Sotelo con un pase filoso como un puñal. El 9 estuvo atento, le ganó la carrera a todo el fondo y la mandó a guardar. Genialidad de ambos.


Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv