Hubo ley del ex

Benedetto no perdonó dos veces. Fue la carta clave del equipo de los mellizos y en él estuvo el éxito del local. Justo ante Defensa, en donde jugó una
temporada allá por 2010. El 9, que gritó el gol como si hubiese sido el último, tuvo dos claras y acertó en la segunda.

 Sobre el final del PT conectó un cabezazo y el palo le dijo que no. En el complemento recibió de Solís, que a principio de temporada fue inscripto por Defensa, y fusiló a Gaby Arias. Fue oportunista por partida doble ya que este gol llegó en el mejor momento del Halcón.


Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv