Hace 40 años se inauguraba el Tomaghello

Nota publicada por el sitio oficial de Defensa:

Hoy, 26 de febrero, el Tito Tomaghello cumple 40 años desde su inauguración.
Corría diciembre del 77, y la AFA le otorgaba una plaza a Defensa y Justicia para que arrancara a participar del torneo de la D el año siguiente. Así, en tiempo record y gracias al aporte de muchos dirigentes, socios y vecinos, se constuyó en tiempo record un estadio que le permitiera al equipo hacer de local en Florencio Varela. 
El mismo se inauguraba el 26 de febrero de 1978 bajo el nombre de General Don José de San Martín. Ese día, Defensa y Justicia jugó un amistoso ante la Tercera de Boca Juniors, que fue reforzada con algunos profesionales. Contra el mismo rival, en noviembre de 1979 inauguraba su iluminación artificial.
El 15 de diciembre de 1990, el estadio fue rebautizado como Norberto “Tito” Tomaghello, en honor a quien fuera presidente del club. Durante la década del 90, el estadio mantuvo su fisonomía muy similar, sin grandes variaciones,  contaba con la tribuna local que daba al matadero, la general visitante era una tribuna de pocos escalones, y una platea de madera, que albergaba 10 cabinas de prensa, en 2 pisos.
Hacia fines de la década del 90, la otrora tribuna visitante que daba al Antirrábico adoptó la apariencia actual, con la ampliación de su capacidad hasta las 3.600 personas. Con esa nueva estructura, la tribuna pasó a ser la ocupada por la parcialidad local.
Durante los primeros años de la década del 2000 el estadio se mantuvo con esa fisonomía. Los años post crisis fueron años donde el club se abocó a la consolidación de su salud financiera, y al desarrollo de otros proyectos, como el predio de Bosques y el predio de La Capilla, destinado a las divisiones juveniles.
En los últimos 8 años, con el club ya consolidado en la Primera B Nacional, con una identidad propia establecida y un interés de pegar el salto a la máxima categoría, el estadio Norberto Tito Tomaghello fue testigo de un proceso de transformación casi integral.
En primera medida, se reemplazó la vieja platea de madera por una platea de cemento con butacas individuales. A su vez, se ampliaron las cabinas de prensa, mejorando su estructura y construyendo nuevos palcos.
Posteriormente, hacia fines de 2012 se vive un momento único para los varelenses, y es el regreso de la luz artificial al Tito Tomaghello, algo que desde principios de la década de los 80 no sucedía. Para ello, el club realizó una importante inversión merced de la construcción de nuevas torres de iluminación y un costoso sistema lumínico.  También se ampliaron las  cabinas y palcos. Ahora, el Tomaghello pasa a contar con 26 cabinas de prensa y 15 palcos.
En 2013 con el club decidido fuertemente a lograr el ascenso a Primera División, se dio la renovación de los vestuarios. Los mismos se acondicionaron con todas las comodidades, boxes individuales para cada jugador, antesala con living privado, aire acondicionado, alfombra, entre otras mejoras.
En 2014 se vio la transformación más radical del estadio. Por un lado se amplió la tribuna general que da al Matadero, la cual vio duplicada su capacidad, pasando de 3.500 personas a las 7.000 personas.
Por el otro, el cambio más contundente se vio en el lateral del campo de juego que alberga los bancos de suplentes. De esa lado se encontraban solo los vestuarios, utilería, boleterías y demás dependencias. En 2015 se realizó una platea nueva, con 1000 butacas, llevando los espectadores a los 4 costados del “Tito”. 
A su vez, bajo la platea se han tirado abajo los vestuarios y toda el área mixta, estructura que databa de 1978 y era la última edificación que quedaba en pie del estadio original. En su lugar se construyeron: Vestuario local con utilería integrada al mismo, sala médica, oficina de reunión, dividido en 2 sectores de cambiado para albergar primera y reserva. Vestuario visitante con utilería integrada, dividido en 2 áreas, a fin de albergar a los combinados de primera y reserva. Vestuario árbitros Sala de control antidoping Sala de conferencias de prensa Sala de monitoreo. Armería para la policía Sala de mantenimiento. Se le instaló la pantalla electrónica sobre las cabinas.
Así, se puede decir que el Tito ha cambiado a lo largo de los años, pero hay dos ítems que se mantienen inalterables en estos 40 años: ¡Los arcos! Aún el estadio matiene los arcos originales que construyera Giaccone.
Por último, el año pasado la nueva cabecera general que da a la calle Humahuaca.
FELIZ CUMPLEAÑOS! Estadio Norberto Tito Tomaghello, NUESTRA CASA!!

Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv