No cobró un penal claro

Cuando Defensa ya había agotado todas las cartas y parecía que era imposible entrarle a Estudiantes, llegó la jugada que debió haber cambiado el destino del partido. Un claro penal de Evangelista por encima de Lisandro Martínez que el árbitro Dóvalo omitió.

Barboza tiró el centro a la derecha del área, en donde apareció Martínez. El lateral platense se fue con la pierna levantada por encima del hombre del Halcón y lo derribó. La jugada desesperada contiuó, pero el 24 siguió en el suelo. Si había VAR era penal.



Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv