Parecía que se escapaba pero quedó en casa

Por primera vez en el año Defensa marcó dos goles en el primer tiempo. Eso hizo suponer que iba a ser una jornada en la que no se iba a sufrir de la manera en que se sufrió en casi todos los partidos del 2019. Durante gran parte del partido el Halcón manejó la pelota y tuvo situaciones claras que hicieron que Arboleda nuevamente se convirtiera en figura. Sin embargo llegó un momento en el que el partido pareció que se iba de las manos.

Los goles del local llegaron por peso específico y gracias a que Uva estuvo afilado, pero algo falló en la última línea y el rival lo aprovechó. Barboza no estuvo por suspensión y el Halcón lo padeció. Beccacece mandó a Tripicchio de central y mantuvo a González de cuatro. 

Los goles de Bertolo llegaron por centros que no se pudieron despejar. Falencias en el fondo que se van a solucionar el próximo partido cuando vuelva el capitán. De todas formas hubo justicia. Nico, que en la jugada previa al 2-2 había desperdiciado un gol increíble, definió en el minuto 44 y desató una nueva locura en la ciudad. Pese a que estaba controlado, parecía que se escapaba pero el partido se quedó en casa. 


Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv