No sufrió para ganar

Por fin el Halcón pudo tener un partido sin sobresaltos jugando de local. Se enfrentó a un equipo que propuso pero que luego de los goles quedó derrumbado. Las situaciones más claras estuvieron durante los primeros 20 minutos del partido en donde la figura fue Agustín Rossi, ya que le sacó varias pelotas de gol a los atacantes varelenses pero luego hubo argumentos de sobra para batirlo. 

En esta primera etapa Lanús también llegó al arco de Unsaín, aunque con menos insistencia y tal vez menos peligro. Luego de la media hora, las llegadas cesaron y sobre el cierre de esa etapa inicial cuando todos se lamentaban los goles errados, fue Delgado el que le dio el primer gol al local para irse al vestuario en ventaja.

El segundo gol sirvió para cerrar el partido definitivamente ya que pese a poner variantes ofensivas, la visita no incomodó más a Defensa. Funcionó la entrada de Cerro por la lesión de Loaiza. Entre él y Rodríguez se repartieron el medio y ayudaron a un Neri Cardozo que todavía no encuentra su nivel.

Arriba tanto Uva como Aliseda fueron tractores que a pura potencia se llevaron por delante a los defensores rivales. Abajo Rodríguez no dejó que Moreno inquiete a Unsaín, sobre todo en el complemento. Ni hablar del gran bloqueo a Sand, que no tocó la pelota en todo el partido. Fueron los puntos altos de un equipo que no sufrió para ganar. Por primera vez de local.

Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv