Penal fabricado

El oficio de Cvitanich fue clave para que Loustau cobre el penal del 1-1. Se puso delante de Martínez, recibió de espaldas al arco, forcejeó y apenas pudo aflojó el cuerpo. El zaguero del Halcón cayó por encima de él y el árbitro compró. 

Si la jugada era en el otra área lo más probable es que no se hubiera cobrado penal. De hecho si la jugada era en otro sector del campo,  tampoco se cobraba falta. Pero Defensa está acostumbrado a este tipo de situaciones en estadios grandes con la presión del público rival y hoy lo volvió a padecer.

El mérito fue de Cvitanich. Su jerarquía y viveza hizo posible el gol del empate.


Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv