Como lo anticipó Crespo

 


En la previa, Crespo había anticipado que en Libertadores no alcanza con jugar bien para ganar, sino que era necesario jugar excelente. Y ante Delfín su equipo pareció haber llevado ese concepto a la realidad. Principalmente en el segundo tiempo cuando se produjo esa ráfaga del inicio que culminó con dos goles en un periodo muy corto de minutos.

A partir de ahí el Halcón jugó a lo que juega siempre, atacó, ganó los costados y el medio, manejó el trámite y redujo a su rival. Tal vez en otro contexto, esto no resulte tan llamativo pero el detalle de la inactividad que tuvo Defensa antes de este partido hay que destacarlo.

Durante todo ese complemento dio la sensación de que este conjunto de Varela tenía encima 10 partidos como mínimo. Las caras nuevas se acoplaron de una forma asombrosa y no hubo necesidad de extrañar a aquellos que se fueron. 

Pizzini fue quien sintió la inactividad y durante esa primera parte, debió irse reemplazado por Hachen. Salvo por ese detalle, a Defensa se lo vio entero durante todo el encuentro, fue imposible encontrar un punto flojo y así quedó demostrado en el resultado. 


Suscribite a nuestro canal de Youtube: @tododefensatv